La UGEL e Indecopi obligan a las instituciones educativas contar con un Libro de Registro de Incidencias. Pero, esta "obligación" es más un apoyo a la gestión, debido a que constituye un instrumento de defensa ante posibles calumnias o difamaciones al personal de la institución educativa.

No solo deben registrarse actos de violencia entre estudiantes, también los siguientes:

  • De padres a docentes
  • De padres al personal administrativo
  • Entre padres de familia
  • Del personal docente al personal administrativo
  • Del personal docente al personal directivo
  • De personas ajenas a la institución

En el último caso, se sugiere, además, contar con un Libro de Visitas; con el fin de poder identificar a personas extrañas que cometan algún acto de agresión o violencia.

Y, ¿cómo se constituye en un instrumento de defensa?

Debido a que en cada registro de incidencia, se cuenta con la intervención de varios agentes que actúan en calidad de testigos y cuya manifestación en dicho registro tiene mayor validez que una manifestación verbal.

Visto 155 veces Modificado por última vez en Domingo, 23 Abril 2017 16:51

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.